..

| Bienvenidos a Noticúcuta sábado 19 de Agosto de 2017 | Bolivar compra: $0,25 - Bolivar venta: $0,29 | E- Mail: noticucuta@gmail.com | Celular: 311-258-8001 |

Traducir a otro idioma

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 16 de diciembre de 2016

Un Concejo lamentable - Por: Renson Said


Con motivo de un artículo mío, titulado “Balotazo navideño” (y publicado en estas mismas páginas la semana pasada), el Concejo de Cúcuta le envía una carta de protesta al director del periódico en la que exige “retractación” y “rectificación del columnista”. Y colgándose de artículos y sentencias (no olvidemos que se trata de políticos colombianos) los concejales recuerdan que la rectificación “es una garantía de rango constitucional”. Estamos de acuerdo, señores concejales, en ese punto: la rectificación tiene un rango constitucional, pero no la estupidez, a juzgar por las torpezas de la carta escrita con prosa municipal.

Comienza la carta diciendo: “Los Concejales de San José de Cúcuta, actuando en nombre propio…” Y se queda uno pensando: ¿es que alguna vez han actuado en nombre de terceros? Porque precisamente todo este asunto trata de eso: que aquí nadie actúa a nombre propio sino a nombre del jefe, y el jefe, como todo el mundo sabe, manda desde La Picota.

(Nota: cuando hablo de los concejales me refiero sólo a los 15 que firmaron la carta, de los otros cuatro ausentes no diré nada).

No digo que sean ustedes los que estén entregando el municipio a un personaje cuestionado tanto en Colombia como en el exterior (en El Salvador sus oficinas fueron allanadas por irregularidades relacionadas con las concesiones de alumbrado público), sino que ustedes entregaron una autorización (no sé si actuando en nombre propio o de terceros) con la cual se formalizó un negocio del que se hablaba desde hace meses cuando ustedes estaban en campaña política.

No he sido el único que ha hablado de esto. Muchos han cuestionado el proceso de licitación y denunciaron su falta de transparencia: lo cuestionó un ex concejal que conoce muy bien los intestinos de la corporación. Lo cuestionó La Opinión, La Silla Vacía, un columnista dominical y varios diarios nacionales. Sin contar la cantidad abrumadora de cucuteños que se han expresado por las redes sociales. Ustedes responden a mi columna (con pésima ortografía, además) cuando debieron hacerlo frente a la ciudad, que en últimas, es la que les entregó la confianza y les paga el sueldo.

Cacarean ahora, cuando el huevo ya está puesto (nota: como esto es una metáfora igual que “la fecha de hoy se debería grabar con fuego en la frente de cada concejal”, espero que no se les ocurra demandarme con el argumento simplista de que los estoy tratando de huevones). Pues no, señores concejales. Su deber no es autorizar a ciegas y callar. Su deber es autorizar y vigilar. Porque la misma Constitución que ustedes citan dice que los Concejos podrán “ejercer control político sobre la administración municipal”. Y en este caso, ustedes pretenden ejercer control político sobre mi columna, cuando debieron hacerlo sobre el alcalde durante el proceso licitatorio.

Ustedes tendrán que explicarle a la ciudad y a una generación entera (30 años es una generación) por qué nuestro alumbrado público le pertenece a un hombre acusado de tener vínculos con grupos paramilitares. No es coincidencia que Ramiro Suárez (el jefe de esta alcaldía) esté preso también por su relación paramilitar. Pero no explicarán nada, estos señoritos concejales, porque en la carta que envían dicen de manera cínica (y creen que los cucuteños somos idiotas) que no conocían de las andanzas del turco Hilsaca, y que, por lo tanto, esa situación “la dejamos en manos de las autoridades competentes”. Pero resulta que políticamente hablando, ustedes son la autoridad competente (o incompetente, vaya uno a saber). Esa excusa podría ser un chiste si no fuera tan estúpida. 

Y por último, quiero que sepan que nadie deshonra a nadie sino que uno mismo se deshonra con sus actos. Como esto que estamos viendo. Y no me retracto de nada de lo escrito, al contrario, lo confirmo porque he actuado con transparencia. Si no fuera así, no sería columnista, sería concejal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario