..

| Bienvenidos a Noticúcuta martes 17 de Octubre de 2017 | Bolivar compra: $0,17 - Bolivar venta: $0,19 | E- Mail: noticucuta@gmail.com | Celular: 311-258-8001 |

Traducir a otro idioma

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 26 de diciembre de 2016

Pesebre cucuteño de tamaño natural - Por: Renson Said


Podríamos hacer entre todos nosotros un pesebre de tamaño natural, con casitas humildes incrustadas en el cerro; un río transparente y caudaloso y animales diversos en convivencia pacífica: que la vaquita lechera hable con el venado rojo de las montañas; que el zorro no se robe los pollitos de la gallina, y los conejos se multipliquen como se multiplican los conejos. Todo muy bonito con pastorcitos y reyes magos y todo lo demás.

-Pero será difícil.

Las casitas fueron una promesa de campaña del alcalde anterior y no se construyó ninguna; el río pamplonita está seco y el único milagro que ocurrió fue que los peces se convirtieron en piedra. 

El niño Dios no es el niño Dios: es Cristo. Pero Cristo no ha ido nunca a Belén, ni al Magdalena, ni a San José, ni a ningún barrio del sur occidente de la ciudad. Cristo no responde las oraciones de sus fieles: la secretaria de ministerio del interior le filtra las llamadas.

Los que han tenido la oportunidad de ver al Cristo salvador (ya sea por la prensa o por televisión) aseguran que siempre está rodeado de animales. Y sí, uno mira los pesebres de los barrios y ahí está Cristo, observando con misericordia al burro, cercado por sapos, asediado de pirañas, manoseado de lagartos. Las cosas no han cambiado mucho desde los tiempos en que se profetizó su llegada a esta tierra santa. 

No ha sido crucificado todavía, a pesar de los esfuerzo de las sectas del CD (Cristo Destronado), una secta que, desde la Edad Media, ha enviado a la hoguera a todo lo que no comulgue con las ideas de monseñor Ordóñez y lucifer Uribe. 

Pero no habrá pesebre este año, a pesar de que contamos con la materia prima para hacerlo: el burro que podría llevar a Cristo hasta Belén; el judas del beso en la mejilla; el milagro de la resurrección; la multiplicación de los panes (aunque los panes se los comerán en Cartagena); y los endemoniados: ¿han visto ustedes cómo reacciona el alcalde con la gente que exige que le paguen el sueldo? Ese pobre cristiano está endemoniado, poseído por el espanto de Ramiro Suárez, que, como todo el mundo sabe, es legión. 

No tendremos pesebre este año, ni casitas. Y los animales se engullen unos a otros en una orgía perpetua de canibalismo político: el zorro mandó su cachorro al concejo para que vaya aprendiendo; los lagartos esperan órdenes con las fauces abiertas, y los conejos se cuelan en las licitaciones. La vaca lechera del alumbrado público ya empezó a sacudir sus ubres. En otros pesebres, de otras épocas, hemos tenido al iguano, al pulpo, al gato. Ahora solo nos quedan delfines y roedores. Y con eso no se hace un pesebre serio. O, sí: pero en La Picota.

1 comentario:

  1. San José de Cúcuta, 30 de diciembre de 2016

    Señor
    RENSON SAID SEPÚLVEDA VERGARA
    Columnista Vía Libre – La Opinión
    San José de Cúcuta

    Asunto: Columna Viernes 23 de diciembre de 2016

     Periódico La Opinión
     http://www.laopinion.com.co/columna-de-opinion/pesebre-cucuteno-de-tamano-natural-124995
     https://twitter.com/rensonsaid/status/813221349502177280

    Señor columnista,

    Otrora el crítico literario Salman Rushdie se preguntó ¿qué es la libertad de expresión?, y a su vez se respondió: “sin la libertad de ofender, aquella deja de existir”; postura en la que quizás te apoyas para manifestar: “mi instrumento es el lenguaje, prefiero sentarme a hablar, prefiero sentarme a escribir y prefiero discutir con las personas”.

    Cierto es, que eres de los que hablas como de los que escribes, pero no es cierto que eres de aquellos que discuten con las personas, así lo evidencia la historia: desde el 17 de marzo de 2008 a la fecha, has deshonrado tu palabra, pues nunca tuve respuesta a mí contesta a su columna del 14 de marzo de dicha anualidad, aunque bien puedes excusarte si al igual que William Faulkner piensas que “(…) la gente tiene derecho a enviarme cartas, y tengo derecho a no leerlas”.

    Así las cosas, hablemos en su lenguaje, hablemos de su pesebre decembrino, del que esbozas razones, que por cierto no comparto, para profetizar que en Cúcuta no tendríamos pesebre éste año; porque al igual, en nuestra frontera tampoco habrá visita de los Tres Reyes Magos, pero por una razón diferente, falta el tercero, Baltasar, el más joven, el nuestro, el protegido no de Dios, pero si del periódico, el crítico hipersensible que obra por impulsos y que conoce muy bien sus debilidades.

    Y a fe que nos falta Baltasar, el que ofreció la mirra, la de embalsamar los muertos, como cada viernes ofreces sus escritos; haciendo alegoría a la creencia española en que a éste rey se le reservaba el papel de castigar a los niños que no se habían portado bien durante el año, claro, según su muy personal percepción.

    Pero, si todos supieran que no eres rey y que tu magia se queda en la ofensa personal, igual sabrían que no tienes la altura moral de un Baltasar Garzón, el súper juez español, si lo supieran no habría éste 06 de enero, forma de verte como en la pintura de Hans Memling, “La Adoración de Los Magos”.

    Por ello, volviendo a Rushdie, elevo consulta a Renson: ¿sería un insulto, burla o una simple crítica si afirmara, que no es valiente el escritor que ofende con sus escritos como sí lo es aquel que acepta públicamente sus adicciones y por qué no, sus inclinaciones?

    En tal escenario, quedo presto a la discusión no sin antes evocar las palabras del escritor estadounidense William Faulkner: “Los que pueden actúan, y los que no pueden, y sufren por ello, escriben”.

    Miguel Ángel Flórez Rivera
    C.C. 13.173.179 de Villa Rosario
    Cúcuta Hotel (Holiday Inn) & Centro de Negocios, Oficina 511

    ResponderEliminar