..

| Bienvenidos a Noticúcuta sábado 15 de Junio de 2024 | | E- Mail: noticucuta@gmail.com | Whatsapp: 313-471-2961 y 311-258-8001 |

Traducir a otro idioma

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 13 de septiembre de 2023

Familia beneficiaria de restitución de tierras en Chinácota, Norte de Santander, recibe proyecto productivo de ganadería y siembra de pastales

La familia es beneficiaria de la restitución de tierras bajo la figura de la compensación, que significa que recibieron un predio de iguales o mejores características al que perdieron en el pasado, y se asentaron en zona rural del municipio de Chinácota, donde cuentan con siembras de mora, tomate, fresa, granadilla y uchuva, además de un galpón de gallinas ponedoras para el sustento familiar, que hacen parte de la asistencia técnica aportada por la Unidad de Restitución de Tierras.

Este grupo familiar recibió todas las medidas complementarias que dictaba la sentencia que el Tribunal Superior Especializado en Restitución de Tierras de Cúcuta profirió a su favor, luego de haber sido víctima de desplazamiento forzado de tierras en el municipio de Tibú, en Norte de Santander a finales de diciembre del año 2001.

La directora de la Unidad de Restitución de Tierras Territorial Norte de Santander, Tatiana Abdallah Camacho, visitó el predio y, en compañía de profesionales del área de Proyectos Productivos, hizo entrega de cinco vacas y un toro reproductor, lo cual hace parte de la sentencia y de una acción reparadora integral del Estado, con lo que esperan seguir afianzándose en el campo con la extracción de los derivados de la leche, entre otros.

“Conocimos todo el proyecto de la familia restituida, pero hay algo que nos llena de orgullo en la Unidad, y es el ver que son las mujeres las que están a cargo de estos proyectos y que son las que están sacando adelante a su familia y transformando en amor todo el dolor que la guerra les hizo pasar”, expresó la directora territorial de la URT.

Los hechos violentos se remontan a 1999, cuando la madre del núcleo familiar fue declarada objetivo militar por parte de grupos paramilitares, quienes pusieron su nombre en panfletos que fueron repartidos por el corregimiento de Campo Dos, en Tibú, catalogándola de colaboradora de la guerrilla, con el argumento de que en el restaurante que ella atendía, le vendía alimentos a los insurgentes que también hacían presencia en la zona.

La familia esperó a la madrugada, cuando no había presencia de los paramilitares para huir de Campo Dos hacia Cúcuta, donde trataron de rehacer su vida, pero un año después, la madre falleció a causa de depresión por todo lo que habían padecido, por lo cual los herederos iniciaron el proceso de restitución de tierras, empoderando a las hijas de la mujer, quienes han impulsado el fortalecimiento productivo y agrícola de la finca.

Ligia Esther Ávila Lozano, una de las beneficiarias de la restitución de tierras, afirmó que “estamos recibiendo y culminando ya nuestro proyecto con la Unidad de Restitución de Tierras, por eso invito a todas las mujeres a que sean emprendedoras, porque nosotras tenemos el mundo en las manos para construir un mejor país”.

En la jornada, los restituidos también recibieron plantas para sembrar pastos que serán el alimento del ganado, insumos para producción ganadera y de praderas, purgas para reses y un diploma que certifica la culminación exitosa de la implementación de su proyecto productivo.

En Norte de Santander han sido aplicados 76 proyectos productivos a familias beneficiarias de la restitución de tierras en los municipios de Ábrego, Arboledas, Bochalema, Cáchira, Chinácota, Chitagá, Cúcuta, Cucutilla, El Zulia, Herrán, Mutiscua, Salazar de las Palmas, Santiago y Tibú, en los que la Unidad de Restitución de Tierras ha desembolsado 2.500 millones de pesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario