..

| Bienvenidos a Noticúcuta lunes 26 de Junio de 2017 | Bolivar compra: $0,40 - Bolivar venta: $0,43 | E- Mail: noticucuta@gmail.com | Celular: 311-258-8001 |

Traducir a otro idioma

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 17 de junio de 2017

CORONEL QUINTERO CUMPLE SUEÑO DE SER PANADERO A UN NIÑO CON DISTROFIA MUSCULAR


La vida del pequeño Juan David de doce años no ha sido nada fácil, a sus escasos siete años de edad fue diagnosticado con distrofia muscular, una enfermedad que hace que sus músculos se endurezcan y pierda poco a poco determinadas habilidades motrices producto de la ausencia de movilidad de los mismos.

Residente en el barrio El Contento del municipio de Pamplona, en Norte de Santander, el pequeño Juan David vive bajo los cuidados de su mamá la señora Sandra Milena Rico, quién también tiene otro hijo llamado Duvan Parada, de nueve años quién sufre de la misma enfermedad de su hermano.

Una familia de humildes condiciones, pero llena de sueños y que lucha cada día por brindarle a sus hijos, las alegrías que deben tener los niños de esa edad. Sandra Milena quién es madre cabeza de familia, deseaba que su hijo Juan David cumpliera su sueño de ser panadero y en compañía de unos amigos del barrio, grabó con un celular al pequeño Juan, un vídeo en donde invitaba al comandante del Departamento de Policía Norte de Santander a que le cumpliera su sueño.

El vídeo que se viralizó en el municipio llegó a diferentes partes del Departamento, llegando directamente al coronel George Quintero, quién conmovido por esa invitación acepto el reto de cumplir ese sueño y viajó a la ciudad mitrada a materializarlo.

Gigante sorpresa se llevaron Juan David, Duvan y su mamá, cuando en una reconocida panadería de Pamplona los estaban esperando una calle de honor llena de bombas, colores y harina para que los dos infantes cumplieran su sueño de ser panaderos.

Con las manos llenas de harina y azúcar el coronel vestido con traje de panadero en compañía de los infantes, comenzó la tarea de transformar la levadura en deliciosas galletas. Bajo las recomendaciones de un panadero experimentado los niños y el oficial aprendieron todas las características de horneado, pastillaje y decoración de las llamadas "colaciones".

Las sorpresas no pararon allí, y mientras esperaban el resultado de su preparación, ambos niños recibieron obsequios por parte de la Policía que contenían diferentes juguetes que les permitirá mejorar su motricidad. Así mismo, compartieron con sonrisas y alegrías el poder degustar las galletas y roscones con bocadillo hechos por sus propias manos.

Para Juan David la emoción fue indescriptible, su cara de felicidad reflejaba la emoción única por ver su sueño hecho realidad. 

El Comando de departamento expresa su profundo agradecimiento a todas las personas que se unieron para devolverle la esperanza y la alegría a estos dos niños, a los cuales seguirá acompañando con diferentes actividades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario