..


| Bienvenidos a Noticúcuta sábado 28 de mayo de 2022 | | E- Mail: noticucuta@gmail.com | Whatsapp: 313-471-2961 y 311-258-8001 |

Traducir a otro idioma

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 9 de mayo de 2022

LA HIPERREALIDAD Y EL VALOR DE LA VIDA - POR: JOSÉ CONSUEGRA

La prevalencia mundial de ansiedad y depresión aumentó un 25 % por la pandemia de covid-19. Además, la Organización Mundial de la Salud clasificó en 2021 al suicidio como la cuarta causa de muerte entre los 15 y los 19 años. Por día, más de 3000 personas se suicidan en el mundo.

Pedir ayuda o advertir si alguien la necesita y brindársela oportunamente, son actitudes y comportamientos claves para prevenir la depresión, la intención suicida y, por supuesto, el suicidio. La pandemia, la crisis social y el sobreuso de las redes sociales exacerbaron los factores de riesgo de estos procesos mórbidos, por lo que, a todos, en la sociedad, nos corresponde cerrar filas ante este creciente problema de salud pública que afecta más a la población juvenil.

Además de las circunstancias tradicionales desencadenantes, hoy se suma el mal uso de las redes sociales. Estas tienen un rol importante en el aumento de casos. Temas álgidos como la disminución y pérdida de la autoestima influyen tanto en los jóvenes que deciden estar en línea el mayor tiempo posible con la pretensión de lograr objetivos personales y sociales no realistas, adentrándose y haciéndose dependientes de la hiperrealidad, creando vínculos afectivos a través de imágenes, likes, simulaciones, artificios y hashtags o número de seguidores y, al no obtener lo que esperan, les genera una gran carga emocional de tensión y frustración, que tiende a desembocar en ansiedad, decepción, depresión e intención suicida.

La prevalencia mundial de ansiedad y depresión aumentó un 25 % por la pandemia de covid-19. Además, la Organización Mundial de la Salud clasificó en 2021 al suicidio como la cuarta causa de muerte entre los 15 y los 19 años. Por día, más de 3000 personas se suicidan en el mundo.

En Colombia, estadísticas de Medicina Legal dan cuenta de 2595 suicidios en 2021, equivalente a un aumento del 9,07 % frente al 2020. El rango etario con más víctimas es el de 20 a 24 años y tiene una alta incidencia entre los 15 y los 19 años.

Al respecto, el director de la Especialidad de Psiquiatría de la Universidad Simón Bolívar, Fredy Sánchez, explica que los factores que más predisponen son la adversidad temprana, historias familiares de suicidios o intentos suicidas, trastornos afectivos, abuso de alcohol o sustancias psicoactivas, historia de trastornos mentales, así como eventos traumáticos sufridos en la niñez, entre otros.

La OMS cita la existencia de señales de advertencia tales como hablar sobre querer morirse, tener gran culpa o vergüenza, sentirse una carga o con un vacío, sin esperanza, triste, ansioso, agitado o lleno de ira y cambios de comportamiento como investigar formas de morir, alejarse de los amigos, tener cambios de humor extremos, etc.

Es importante actuar a tiempo para prevenir y tratar la intención suicida. Para ello es necesario consolidar los programas de salud mental en las agendas gubernamentales y promover en casa y escuelas espacios educativos que les permitan a niños y adolescentes entender y validar, con claridad, las diferencias entre el mundo real y el virtual; que comprendan el verdadero valor del desarrollo personal integral, más allá de la apariencia y el éxito fugaz, ya que en este mundo individualista y competitivo en que vivimos la comparación nos llena de frustración y resentimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario