..

| Bienvenidos a Noticúcuta martes 14 de Agosto de 2018 | Bolivar compra: $0,004 - Bolivar venta: $0,005 | E- Mail: noticucuta@gmail.com | Celular: 311-258-8001 |

Traducir a otro idioma

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 1 de junio de 2018

136 nuevos alféreces en las Armas del Ejército Nacional


En el marco del primer ascenso en la carrera militar para estos futuros oficiales del Ejército Nacional, resaltó la Cadete Angie Carolina Cely Abril la primera mujer que ingresó al arma de infantería, una especialidad que durante décadas fue exclusiva para los hombres, pero que hoy le abrió las puertas a la primera combatiente de a pie. 

En el Campo de Paradas “Batalla de Boyacá” se llevó a cabo la conmemorativa ceremonia de Ascenso a Alféreces en la Escuela Militar de Cadetes, un hito que en la carrera militar de los futuros oficiales del Ejército Nacional, al adquirir el arma de la especialidad a la cual decidieron pertenecer, y el sable símbolo de la fase de mando que augura su próximo ascenso como Subtenientes. 

La Artillería colombiana recibió a 17 nuevos alféreces al igual que la ilustre Caballería, la Escuela de Comunicaciones le dio la bienvenida a 9 futuros oficiales; por otro lado la Escuela de Inteligencia Militar abrió sus puertas a 15 hombres y mujeres; 19 cadetes se sumaron a las filas de los Ingenieros Militares y al servicio del Ejército Nacional se sumaron 16 nuevos logísticos. 

De igual forma a la divisa roja llegaron con paso de vencedores 42 hombres y por primera vez una mujer. De esta manera los 136 cadetes que ascendieron portarán sobre sus hombros la responsabilidad de servirle al país desde el arma que escogió. 

Muy pronto serán los guardas soberanos y constantes de los supremos valores que determinan la carrera de las armas. Tendrán la superior responsabilidad de enaltecerlos con las virtudes castrenses que han cosechado aquí en estos claustros, los cuales ya hacían parte de la personalidad que forjaron en sus hogares, como prenda garante de una vida noble y segura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario