..

| Bienvenidos a Noticúcuta jueves 17 de Agosto de 2017 | Bolivar compra: $0,25 - Bolivar venta: $0,29 | E- Mail: noticucuta@gmail.com | Celular: 311-258-8001 |

Traducir a otro idioma

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 25 de julio de 2017

Defensor del Pueblo respalda trámite de proyecto de ley que fortalece la política criminal y penitenciaria


Luego de la radicación del proyecto de ley por medio de la cual se fortalece la política criminal y penitenciaria, el Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret Mosquera, destacó los avances que pretende la iniciativa e insistió en que los alcaldes y gobernadores deben aportar recursos, sobre todo para la atención de los sindicados y “no hacerse los de la vista gorda”, dado que se prevén sanciones para quienes no lo hagan. 

Negret Mosquera reiteró la difícil situación humanitaria en las cárceles de Colombia y que lo han llevado a solicitar ante la Corte Constitucional el cierre de los establecimientos de Bellavista (Antioquia) y de Riohacha (La Guajira) por sus graves casos de hacinamiento y riesgo para los internos. 

Sin embargo, hoy la Entidad solicita la apertura de los patios de la cárcel de La Tramacúa en Valledupar (Cesar), ya que “gracias a los esfuerzos del Ministerio de Justicia, del Inpec y la Uspec estarían disponibles para descongestionar otros centros penitenciarios de la región”. 

El Defensor explicó que gracias a este proyecto se podría descongestionar la justicia ordinaria. “Por ejemplo en lo relacionado con el delito de daño en bien ajeno, estimamos que son cerca de 43 mil expedientes abiertos, de los cuales solo hay 143 condenas y 21 detenciones domiciliarias. Si a eso se le suma otros 30 mil expedientes por inasistencia alimentaria, serían más o menos 70 mil casos que no van a atafagar la justicia”.

Así mismo, el Defensor aseguró que se debe garantizar en el trámite del proyecto de ley que se consoliden las propuestas que ha hecho la Entidad para que toda la justicia no sea punitiva; es decir, que no todas las conductas fuera de la ley den cárcel. Esta iniciativa incluye la posibilidad que los condenados puedan prestar servicios de utilidad pública como un mecanismo sustitutivo de la pena de prisión. 

“Apoyamos este proyecto, que en esencia humanitaria bajará el hacinamiento. Estamos seguros que va a servir y, en general, la justicia estará compensada”, puntualizó Negret Mosquera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario