..

| Bienvenidos a Noticúcuta miércoles 13 de Diciembre de 2017 | Bolivar compra: $0,050 - Bolivar venta: $0,065 | E- Mail: noticucuta@gmail.com | Celular: 311-258-8001 |

Traducir a otro idioma

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 9 de junio de 2017

Cómo ahorrar desde la infancia


La cultura del ahorro siempre será uno de los pilares fundamentales de una buena educación financiera. Tener el hábito del ahorro permite a cualquier persona hacer frente a imprevistos, cumplir sueños y tener inversiones que le generen ingresos adicionales. 

Disponer siempre de un dinero extra es un salvavidas y hace que seamos más conscientes de la importancia de enseñar a los más pequeños de la casa la costumbre del ahorro desde la infancia. En Colombia, según el último dato de Asobancaria alrededor de 1,2 millones de niños y jóvenes menores de 18 años tienen una cuenta de ahorros, lo que supone un 8% de la población del país.

“La educación financiera es fundamental empezarla desde niños, porque con seguridad será un adulto que sabrá administrar su dinero e inversiones; que podrá elaborar un presupuesto y llevar un control adecuado de sus ingresos y gastos; que con base en dichos fundamentos tendrá vocación emprendedora y capacidad para aumentar los ingresos y mejorar su calidad de vida; será un adulto con cultura de ahorro y de previsión, que sabrá valorar riesgos y calcular retorno de sus inversiones dependiendo esos niveles de riesgos” afirma Fabio Chavarro, Gerente Corporativo del Grupo Juriscoop.

Pero de dónde obtienen dinero y cómo lo manejan los jóvenes colombianos. Según un estudio realizado por la Universidad Piloto de Colombia el 80% de los menores de 9 a 17 años consigue dinero por sus padres, frente al 30% que lo hace a través de regalos familiares, un 15% vendiendo cosas y el 11% restante de trabajos informales. Mientras que por otro lado, la encuesta realizada por la Universidad La Sabana revela que el gasto de este dinero tiene como destino en un 84% las golosinas, 68% salidas a comer, 57% ropa y un 37% en tecnología.

“Aquí es clave hablarles a los niños de qué se trata el dinero, para qué se usa y cómo ganarlo. Es importante que sepan que las cosas se consiguen con esfuerzo.” apunta Fabio Chavarro.

Además, el Gerente Corporativo del Grupo Juriscoop, hace énfasis en que aunque el dinero en si es solo un instrumento de intercambio de bienes y servicios, es también el principal medio para retribuir el trabajo a través de salarios y honorarios, con el cual la mayoría de familias deben satisfacer sus necesidades de alimentación, vivienda, transporte, vestuario, educación, ahorro, entre otros. De ahí deriva la importancia de enseñar a los niños que el manejo del dinero demanda cuidados y conocimientos especiales. “Una buena recomendación es darle al niño mesada en lugar de todos los días darle algo para su lonchera y demás gastos; de esta manera el niño aprenderá que si no administra bien el dinero y lo gasta en los primeros días no va a tener dinero en los días restantes del mes, y con seguridad será un adulto que sabrá administrar su salario y demás ingresos de manera seria, responsable y cuidadosa” recalca. 

Existen trucos para que los más jóvenes del hogar asimilen la importancia del ahorro:

-Entregar mesada: Es importante que los niños empiecen a planificar sus gastos y destinen una parte del dinero al ahorro.

-Tener un objetivo: La mejor manera de empezar a enseñarles es que se marquen una meta, algo que deseen y que quieran conseguir. Con esto tendrán una motivación extra que los animará a ir guardando dinero mes a mes.

-Comprar una alcancía o abrirles una cuenta de ahorros: El objetivo es que tengan un lugar donde depositar el dinero que se quiere ahorrar. Importante evitar que saquen dinero de esta hasta que consigan llegar a su objetivo.

-Incentivar trabajos extras: Una buena forma de conseguir dinero es que los niños puedan realizar pequeñas labores domésticas, que además de ayudar en casa o a familiares, tengan una retribución simbólica por estas y les ayuden en su educación del ahorro. 

“Si, el ejemplo empieza por casa y los hijos imitan a sus padres en sus comportamientos, esta disciplina del ahorro será exitosa. Además, tendrá un efecto muy importante: ayuda a fijar objetivos y metas y a perseverar para alcanzarlos, por ello las personas con cultura de ahorro son financieramente responsables y hacen realidad esos sueños” asegura Fabio Chavarro.

No hay que olvidar que las entidades financieras cuentan con productos destinados directamente a incentivar este ahorro en los niños, como es el caso de Rito en Financiera Juriscoop, donde los más pequeños se sienten responsables financieramente hablando. Y por otro lado, estas organizaciones ofrecen cuentas en donde los padres pueden empezar a ahorrar para el futuro de sus hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario