..

| Bienvenidos a Noticúcuta sábado 23 de Septiembre de 2017 | Bolivar compra: $0,17 - Bolivar venta: $0,19 | E- Mail: noticucuta@gmail.com | Celular: 311-258-8001 |

Traducir a otro idioma

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 5 de mayo de 2017

ALEJANDRA VERA ESTUDIANTE DE DERECHO Y LÍDER ACTIVISTA POR LOS DERECHOS DE LA MUJER


En Norte de Santander existe un grupo de mujeres que han decidido hacerle frente a la violencia de que han sido víctimas. A través de la Organización ALAIA, que dirige la abogada en formación Alejandra Vera, más de 150 mujeres de los municipios de Pamplona, Cúcuta y los Patios, se reúnen para hacer del tejido una terapia de perdón y olvido ante sus heridas físicas, psicológicas y de violencia, en general, y así redimirse con sus derechos humanos.

“Yo he sido víctima de la violencia del conflicto armado y junto a mi familia tuvimos que huir hacia Cúcuta, de igual forma he visto como se han vulnerado mis derechos como mujer, y así son todos los casos que llegan a la fundación, unos más graves que otros; eso es lo que queremos fortalecer a todas las mujeres que llegan a ALAIA, sus derechos fundamentales y su autoestima” explica Alejandra Vera Laguado, Líder del proyecto.

De su experiencia personal, Vera ha hecho las bases para una carrera de lucha e igualdad por los derechos humanos de las mujeres, hace más de 5 años trabaja con población vulnerable y víctimas del conflicto armado, por lo que se ha obligado a capacitarse en los temas relacionados y empoderarse para así ser líder y directora de esta organización que recupera la dignidad de mujeres y niñas que tocan a su puerta.

De acuerdo con Medicina legal, a noviembre de 2016, más de 29 mil mujeres fueron víctimas de cualquier tipo violencia, según el instituto, 117 casos de violencia contra la mujer se presentan en Colombia. Según FORENSIS 2015, el 74 % de las mujeres han sufrido situaciones de violencia de género, es decir 7 de cada 10, sufren algún tipo de agresión.

La estudiante de séptimo semestre de derecho comenta que decidieron adoptar el nombre de ALAIA, que significa felicidad en vasco, y asegura que en cada costura y tejido desean transmitir la capacidad sensible y la alegría de cada una de las participantes del proyecto. “En ALAIA tejemos vidas libres de violencia y creamos sueños de paz”, afirma Alejandra Vera Laguado.

Las experiencias de violencia y discriminación en su vida, hicieron que Alejandra Vera decidiera tomar las riendas de esta lucha por la reivindicación y recuperación de los derechos de la mujer. Desde hace 5 años trabaja con población vulnerable y víctima de la violencia armada en el país. Esto la ha obligado a formarse y capacitarse en los temas de derechos humanos con mucha responsabilidad.

Coser y tejer se ha convertido en su proyecto grupal, libre de prejuicios, y a través del fique, el trapillo y la lana han logrado diseñar toda clase de producto artesanal para el mercado local y nacional, gracias a la gestión social y comercial de su representante. El objetivo económico está claro y saben que sus diseños ya han abierto las puertas en otras ciudades.

Cada mujer o niña que llega a ALAIA, tiene las puertas abiertas, allí aprende no sólo a tejer, sino a expresar libremente sus problemas, conocer sobre sus derechos, a valorarse como persona y a resarcirse desde el interior sobre sus temores.

Alejandra Vera desde el Derecho y en apoyo con la Universidad Simón Bolívar, así como algunas ONG´s, espera hacer más visible este proyecto que procura el bienestar de la mujer nortesantandereana víctima de la violencia y la vulneración de sus derechos.

Recientemente Alejandra tuvo la oportunidad de participar en Bogotá en el congreso Nacional de Paz, allí fue invitada como activista y líder de los derechos de la mujer en Norte de Santander, se presentó en el teatro La Castellana, donde, junto a actrices de televisión y mujeres desmovilizadas de la guerrilla, orientaron un conversatorio sobre cómo mediante el trabajo de resocialización y de recuperación la mujer ha roto las barreras de miedo, alineándose al tercer eje temático del congreso que hablaba sobre participación política

1 comentario:

  1. NeoFeminisno haciendo el juego al NeoLiberalismo, ni olvido ni perdón, exigir derechos adquiridos por las otras que los lucharon no son el perdon en el olvido. Bien por organizaciones sin manipulación de elecciones presidenciales, las mujeres exigimos el.desarrollo Constitucional de los artículos 43 y 44 y cumplimiento de Ley 1448 VÍCTIMAS NO COMBATIENTES reconocidas oficialmente RUV sin reparación, restitución ni justicia...
    No se puede seguir siendo (las mujeres) de uso múltiple y desechable por el patriarcal perdon no es igual a justicia. La resilencia no se hace con perdon y olvido
    G
    gilma.gamez@gmail.com

    ResponderEliminar