..

| Bienvenidos a Noticúcuta domingo 20 de Agosto de 2017 | Bolivar compra: $0,25 - Bolivar venta: $0,29 | E- Mail: noticucuta@gmail.com | Celular: 311-258-8001 |

Traducir a otro idioma

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 24 de noviembre de 2016

Respuesta a la réplica de RCNTV - Por: Renson Said


Con motivo de un artículo mío publicado hace quince días en estas mismas páginas en defensa de los corresponsales de RCN Televisión, en Cúcuta; y en el que señalo al señor Antonio Téllez, una especie de outsourcing que a nombre de RCNTV contrata personal para el cubrimiento de noticias y que anota en una libretita de bolsillo la relación laboral de los camarógrafos, como si estuviera anotando la lista de compras en una plaza de mercado, responde RCN Televisión.

Así, globalmente, RCN Televisión puede ser cualquier cosa: desde un señor de apellido Ardila Lülle dueño de uno de los conglomerados más grandes de América Latina, hasta el portero del Canal, una señora Gurisatti, una gaseosa Postobon o el señor Téllez. ¿A quién le respondo, entonces?

Voy a responderle al señor Téllez, que lo tengo aquí cerca. Pero también a RCN Televisión, sea lo que sea que eso signifique.

Dice la réplica: “Mentira, No es cierto que Claudia Gurisatti se niegue a recibir las llamadas del Señor Melo, sencillamente porque Claudia Gurisatti no ha recibido llamadas, ni correos de parte de Carlos Melo”.

Al que redactó este párrafo hay que decirle que tenga mucho cuidado: nunca va mayúscula después de coma. Pero el error puede ser voluntario: el No es una consigna del Canal. No haya seguridad social para los camarógrafos; No hay viáticos; No hay respeto laboral; No hay salarios dignos. Los mensajes que Carlos Melo envió al Gurisatti y que no obtuvieron respuesta pueden verlos en la versión digital de esta columna.

Dije en la columna de hace 15 días que Antonio Téllez paga a sus trabajadores 35 mil pesos por día laboral, pero ahora me llaman los camarógrafos indignados a corregirme: no son 35 mil sino 30 mil pesos. Y uno de ellos, Darío Ernesto Lopera, concluye: “lo que pasa es que Téllez nos dice eso es lo que manda el Canal y él de su bolsillo nos encima 5 mil pesos para llevar algo a casa”. Lopera ya no trabaja con el Canal pero le quedó esa experiencia amarga. 

Muchos de los corresponsales que han pasado por RCNTV me cuentan que cuando salen a cubrir noticias no les dan viáticos y, en cambio, son los compañeros de Caracol los que a veces comparten con ellos el almuerzo.

(Nota: es cierto que no hay contrato laboral escrito entre RCNTV y los camarógrafos, pero hay un acuerdo verbal entre ellos y el contratista de RCNTV. Lo que la réplica dice en un tonito triunfalista (que no tiene contrato con los camarógrafos que le sirven y se juegan la vida por el Canal), a mí, personalmente, me parece repugnante. Nadie puede sentir orgullo explotando a los trabajadores de esa manera. Deberían tener contrato escrito y no solo eso: deberían (aunque suene escandaloso) tener derecho al almuerzo y a los viáticos cuando salen a cubrir noticias fuera del casco urbano. 

Sin seguridad social, sin sueldo fijo, expuestos a la intemperie y obligados a estar disponibles las 24 horas para el Canal. Richard Gelves, otro camarógrafo que pasó por RCNTV, me cuenta que en el paro campesino de 2013 recibió el impacto de una esquirla de papa bomba en una pierna y ningún hospital de la zona lo atendió porque no tenía seguridad social.

El canal vino a ofrecerle protección a Carlos Melo mucho después del secuestro, cuando Melo recibió amenaza del ELN. El Canal sí le ofreció irse a Bogotá pero no fueron claros en las condiciones. Un hombre como Carlos Melo, con su hogar en Cúcuta, ganando 35 mil pesos por día laboral, no puede salir así no más de la ciudad. Si se va a ganar 35 mil pesos en Bogotá mejor que se los gane en Cúcuta: al menos aquí tiene a Antonio Téllez que lo explota, allá estaría a la intemperie.

Nota final: la réplica de RCNTV fue dirigida al director del periódico y no a mí que soy el autor del artículo. Supongo que lo hace porque espera disculpas de la empresa y no una respuesta del columnista. Veo que RCTV tiene muy arraigado en el alma no hablar directamente con el implicado: me trata como si yo fuera uno de sus camarógrafos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario